Consejos para Usar Bien tu Crédito

Conoce tu capacidad de pago.


Instrumentos como la tarjeta de crédito te permiten adquirir bienes y servicios sin tener que cargar efectivo,  pero es importante el uso responsable de ellos, pues de otro modo comprometerás tus ingresos futuros y generarás un desequilibrio en tu presupuesto.

Te sugerimos que antes de adquirir algo a crédito, tengan presente tu capacidad de pago.
Ésta se calcula de la siguiente manera:

A tus ingresos mensuales réstales tus gastos mensuales
(Incluyendo lo que ya destinas a pagar deudas y cantidad que asignes mensualmente para ahorro)

La cantidad que obtengas en esta operación será tu capacidad de pago, y será la cifra limite que puedes destinar cada mes a liquidar tus deudas.

INGRESOS  – EGRESOS = CAPACIDAD DE PAGO

Toma en cuenta que si siempre estas endeudado  hasta el limite reduces de manera considerable tu capacidad para enfrentar imprevistos y tu presupuesto se vuelve mas frágil al aumentar las probabilidades de que caigas en incumplimiento de pagos.

Si quieres comprar una casa o departamento a travez de un crédito hipotecario, antes de contratarlo calcula si puedes afrontarlo, recuerda que es un compromiso a largo plazo.
Toma en cuenta que tienes que pagar algunas comisiones previas al otorgamiento de ese crédito, comisión por apertura, avaluó y estudio socioeconómico.

Se puntual para pagar.

Tener retrasos constantes en el pago de tus compromisos puede afecta tu historial, un retraso de un día en el pago de tu tarjeta de crédito no te cerrara las puertas a otros préstamos, pero si el retraso ocurre con frecuencia o tienes un despase de mas de un mes en tu pago sin duda se reflejara en tu historial

Ademas de afectar tus antecedentes crediticios, olvidar las fechas de pago de créditos y servicios, como tu tarjeta, el teléfono y la luz, puede afectar a tu bolsillo si tienes que pagar intereses y/o cargos por reinstalación del servicio.

Si eres olvidadizo, tienes a la mano opciones como la banca por internet y la domiciliación de pagos, esta ultima consiste en autorizar al banco que te cargue, mes con mes, el pago de servicios como teléfono, luz, agua e internet. Este servicio te da la opción de elegir la cantidad maxiima que pagarías por cada servicio, lo que te permite tener bajo control tu presupuesto.

Compara antes de contratar.

Antes de solicitar un crédito compara al menos tres opciones e identifica aquella que mejor se adapte sus condiciones.
Fijate en las ventajas que cada uno ofrece.
Compara el Costo Anual Total (CAT), las comisiones, monto del enganche, la calidad del servicio y si te ofrecen beneficios extra, como por ejemplo algún seguro incluido en la contratación del crédito.

Pregunta directamente en las sucursales de las instituciones que los ofrecen o visita su pagina de internet.
La mejor opción será aquella que cumple con tus expectativas al menor costo.

Pagar menos no siempre es lo mejor.

Pagar el minimo en tu tarjeta de crédito debe ser tu ultima alternativa, no una costumbre.
Mientras mas pequeños sean los pagos que realizas, mas tiempo tardaras en liquidar tu adeudo, debido a que los intereses se van acumulando.
Por lo contrario, si pagas mas del monto mínimo indicado en tu estado de cuenta, se reducirá el tiempo en que liquidaras tu adeudo y no acabarás pagando tanto.

No cedas ante la tentación de comprar algo a crédito solo porque esta en promoción “a plazos y sin enganche”, lo más probable es que, al no existir enganche, las mensualidades sean más altas y por lo tanto más difíciles de pagar, y al final acabarás pagando más por el articulo por concepto de intereses.

Back To Top